Son muchas las personas que ingresan en el mundo financiero y del trading, sin embargo, es muy habitual confundir los términos trader y bróker entre las personas ajenas al mundo financiero y del trading en especial. Desde JGM Traders te contamos las principales diferencias de trader y bróker para que no se confundan estos dos métodos tan similares pero tan diferentes al mismo tiempo. Tener claras las diferencias de estos términos es vital para saber qué es el trading exactamente.

¿Listo para subirte al carro del trading? Toma buena nota de estos dos pilares básicos que más adelante te vamos a detallar para llevar a cabo una buena inversión. ¡¡Coge papel y bolígrafo que empezamos!!  

¿Qué es un bróker?

El término ‘bróker’ viene del término inglés broker, traducido como corredor o agente de bolsa. Tal y como lo define la Real Academia Española (RAE), se trata de un agente intermediario en operaciones financieras o comerciales que percibe una comisión por su intervención.

Este término se puede aplicar tanto a personas como a empresas. Su función principal es la de intermediar en las operaciones de compra o venta de sus clientes a cambio de una comisión. Los brókers representan al comprador o al vendedor, pero no pueden representar a los dos a la vez. Dichos clientes pueden ser tanto traders profesionales, pequeños inversores particulares o empresas.

Los brókeres son los únicos con licencia para operar en los mercados financieros. Es por ello, que siempre debemos disponer de un bróker para poder operar en los mercados financieros.

¿Qué es un trader?

El trader opera en el mismo entorno que el bróker, pero sus competencias no son las mismas. Un trader es la persona que hace del trading su profesión, es decir, es la persona encargada de realizar diferentes operaciones de compra-venta en los mercados financieros. Este utiliza a su bróker como intermediario necesario para poder operar en tiempo real en los distintos mercados.

Según su estrategia para mover los activos, existen tres tipos de traders:

  1. Los day traders. Este tipo de trader realiza operaciones de las que se entra y sale el mismo día. Se caracteriza por la ausencia en los costes de financiación y por su alta volatilidad (que puede conllevar altas pérdidas o ganancias).
  2. Los long traders. Este tipo de trader realiza operaciones a largo plazo que pueden llegar a extenderse durante meses e incluso años. A diferencia del anterior, los costes de financiación aumentan cuanto más largo es el plazo, y es menos sensible a la volatilidad.
  3. Los scalpers. Este tipo de trader compra y venden acciones y divisas a corto plazo. Se diferencian de los day traders en que buscan obtener ganancias reducidas en periodos de tiempo muy reducidos, que pueden ser minutos o segundos. Este tipo de traders necesitan de bastante liquidez y de un mercado con una volatilidad reducida.

A modo de conclusión, podríamos decir que la principal diferencia ​entre un trader y un bróker es que el trader es quien realiza de forma efectiva las operaciones, mientras que el bróker es el intermediario que ofrece la plataforma para comprar y vender, sin arriesgar ni tomar decisiones.  

Deja un comentario

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy